Condados del sur de la Florida miran con optimismo al futuro

La recesión obligó a las autoridades de siete de ellos a unirse y crear un plan para los próximos 50 años

To view original article click here.

By: Sergio Otalora
January 21, 2014

52d73ac942c21

Después de cuatro años de trabajo, el Consejo de Planificación del Sur de la Florida ya tiene una hoja de ruta para los próximos 50 años, en los que siete condados tendrán la misión de avanzar juntos para el nacimiento de una nueva economía que tendrá en cuenta la globalización, el comercio con América Latina y el Caribe, y las oportunidades que han surgido en el sur de la Florida.

Miami-Dade, Broward, Monroe, Palm Beach, Indian River, Martin y St. Lucie tienen una población conjunta de siete millones de personas y una economía con algunas áreas en común: el suministro de agua, las playas, la cultura, el sistema de transporte, el ambiente, los Everglades y el turismo. Estos son factores que unen a la región y hacen que tenga similares patrones económicos y mecanismos de generación de empleo.

El detonante

La recesión fue el detonante que abrió el espacio para que estos condados entraran en comunicación y llegaran a acuerdos, como el firmado por los alcaldes de Miami-Dade, Broward y Palm Beach alrededor de cuatro puntos básicos: cambio climático, desarrollo económico, transporte y tratamiento de los Everglades.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, valoró esta labor conjunta como una manera de llegar unidos a negociar con instancias estatales y federales sobre proyectos concretos relacionados con los temas acordados. “Tenemos una reunión planeada para marzo, para seguir el proceso de cooperación entre los condados”, anunció Giménez.

De acuerdo con Michael Busha, director ejecutivo del Consejo de Planificación del sur de la Florida, “nos dormimos en nuestros laureles y, además, siempre teníamos un boom en la construcción, podíamos contar con el turismo y con el sector financiero siempre en Miami. Nos iba muy bien sin hablar entre nosotros mismos, sin reflexionar mucho sobre nuestra economía. Teníamos algunos problemas aquí y allá, pero eso lo pasábamos por alto porque las cosas iban bien, pero todo esto cambió”, afirmó.

Además de la agricultura, el turismo y la industria inmobiliaria, el sur de la Florida es un polo de atracción en este momento para la investigación médica y la salud. El Puerto de Miami es el único en Estados Unidos que exporta más productos de los que importa. Y entre éste y la terminal marítima de Broward existe una cooperación estrecha.

Ya hay claridad en que los siete condados deben mirar hacia el sur, desde México hasta Brasil en términos de comercio, y hacia el interior de ellos mismos en seis renglones básicos: Everglades y sistemas acuáticos, movilidad equilibrada (diferentes medios de transporte), preparación para el cambio climático, educación y fuerza de trabajo, competitividad y oportunidades económicas.

Para Busha, la Florida perdió mucho en competitividad durante la recesión, y países como Panamá superaron a centros financieros como Miami. El director del Consejo de Planificación del sur de la Florida tiene la certeza de que la diversificación es fundamental en estos momentos para recuperar la competitividad.

“Los pilares sobre los que se apoya la región son el transporte y la logística, las ciencias de la salud y médicas, ese es nuestro nicho. Necesitamos construir una infraestructura para esa nueva economía”, recalcó.

Leave a Reply